California siempre ha sido famosa por tener las tanto las mejores playas tanto para los amantes del surf, como para aquellos que simplemente quieran disfrutar y realizar interminables paseos por su preciosa arena fina y blanca. El estado de California está situado a orillas del océano Pacífico, y cuenta con más de mil millas de costa, por lo que seguro que consigues encontrar la playa perfecta para ti.

Además en la costa podemos encontrar ciudades tan importantes como San Diego, San Francisco ó Los Ángeles, esta útlima, sin duda alguna, una de las ciudades más famosas e importantes que existen, tanto en Estados Unidos, como en el resto del mundo.

En la parte oriental de California, se encuentran algunos de los lugares más calientes del planeta, entre ellos, el Parque Nacional Valle de la Muerte. Su nombre misterioso se debe en gran parte al sol abrasador que, literalmente, quema todo a su paso. La temperatura media en este lugar es de 46º.

Imagen: dotdoubledot – Flickr

Sin embargo, el parque nacional tiene algo por lo que es más famoso que por su temperatura, y no es por otra cosa que por el misterioso valle conocido por los lugareños como “el valle de las piedras que se mueven”.

En EEUU podemos encontrar paisajes sumamente atractivos, y hoy queremos hablar sobre una playa en particular que resulta muy interesante como destino para unas buenas vacaciones. Sobre todo porque cuenta con varias de las características que desean los turistas.

Hablamos de Paradise Cove, ubicada en Los Ángeles, siendo una de las playas más atractivas de allí e incluso de los EEUU, contando, como decíamos, con características realmente atractivas.

Basta con imaginarnos las aguas claras, color turquesa, a una temperatura ideal para refrescarnos durante las épocas calurosas, el caminar descalzos sobre las blancas arenas, sin lugar a dudas, un destino increíble para unas posibles vacaciones en los EEUU.