Si estamos pensando en realizar un viaje romántico fuera de España, quizás nos interese plantearnos viajar a Florencia (Italia), donde encontraremos todo lo que necesitamos para pasar las mejores y más románticas veladas.

Sin duda, Italia es uno de los países más románticos a los que podemos viajar con nuestra pareja. Desde el idioma a las calles, todo está lleno de una extraña mezcla a la que no estamos acostumbrados los habitantes de otros lugares de la tierra.

Además del aspecto romántico, podemos visitar una gran cantidad de monumentos, pasear por sus estrechas y envejecidas calles que nos trasladan a otro tiempo y disfrutar de sus cafés ambientados al más puro estilo italiano.

El puente de Rialto es uno de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal en Venecia, Italia. Es el más antiguo de los cuatro (construído en el año 1591) y uno de los símbolos de la ciudad. Tiene una longitud de 28,80 m y una anchura de 22,90 m. Su galibo de navegación es de 7,32 m.

Si hace unos días veíamos las fotos de una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno (Petra en Jordania), hoy vemos las imágenes de otro increíble lugar que forma tambien parte de la lista. Se trata del coliseo romano en Italia. En sus tiempos llegó a albergar hasta 50.000 personas que acudían a ver espectáculos públicos y luchas de gladiadores.

Han llegado buscando:

  • las imagenes de las maravillas del mundo el coliseo romano

En este post vamos a desplazarnos un poco hacia la zona sureste de Europa para conocer Siena, una ciudad que se encuentra en la Toscana, dentro de Italia y en la provincia del mismo nombre, Siena.

Los orígenes de esta ciudad se remontan a un asentamiento etrusco entre el 900 y el 400 antes de Cristo, hasta que tomó el nombre que aún conserva de mano de los hijos de Remo, Asquio y Senio.

Pese a que al encontrarse apartada de las rutas comerciales y la tardía adopción del cristianismo, Siena cuenta hoy en día con una gran cantidad de atractivos turísticos fundamentalmente pertenecientes a la Edad Media.

La costa amalfitana es uno de los destinos de turismo más espectaculares de Italia. Ubicada a las orillas de mar Tirreno, sus pintorescos pueblos y puertos y lo acogedor de sus habitantes lo hace un destino especial para visitar en Italia.

La forma más recomendada para llegar a la Costa de Amalfi es en coche desde Nápoles, en el aeropuerto podrás encontrar varios rent-a-car donde conseguir uno. En dirección sur se toma la vía que se dirige a Sorrento, se trata de una carretera paralela a la costa con muchas curvas, lo ideal es transitar despacio y disfrutar del hermoso paisaje, los acantilados más altos de Europa y un deslumbrante mal azul turquesa te acompañaran en el viaje.