Son rápidos, muy rápidos. Tal vez no tanto como los aviones, pero seguro que más fiables, cómodos y puntuales. Hoy queremos hacer una lista con los 5 trenes más rápidos de todo el mundo:

5.- AVE, España

Velocidad máxima 310 kilómetros por hora. El AVE (Alta Velocidad Española) es una marca creada para proveer servicios de alta velocidad, la cual opera en España a través de la empresa RENFE. La velocidad máxima de estos trenes AVE es de 310 km/h en el trayecto Madrid – Sevilla (500 kilómetros que el AVE recorre en dos horas y media). Si el tren se retrasa más de 5 minutos, la empresa RENFE se compromete a devolver el dinero del viaje. Hasta la fecha, tan solo un 0,16% de los viajes han llegado fuera de hora.

4.- CRH, China

Velocidad media: 350 kilómetros por hora. Velocidad máxima: 394,3 kilómetros por hora. China Railway High-speed, el sistema ferroviario de alta velocidad China, tiene varios modelos de trenes a los que no se molestaron mucho en buscarles nombre. Estos trenes son CRH1, CRH2, CRH3, CRH4 y CRH5. El modelo más rápido es el CRH3, basado en la tecnología de Siemens Velaro, diseñado para circular a una velocidad de 250 kilómetros por hora (aunque en 2008 llegó a alcanzar una velocidad máxima de 394,3 km/h durante la prueba en la línea Beijing-Tianjin).

3.- Shanghai Maglev, China

Velocidad media: 250 kilómetros por hora. Velocidad máxima: 431 kilómetros por hora. Maglev, del inglés levitación magnética, es un tren de alta velocidad monoraíl. Al estar en marcha, utiliza la levitación magnética sin llegar a tocar los railes. El tren es movido y controlado por la potencia del campo electromagnético.

Los Maglev recorren una distancia de 30 kilómetros en 7 minutos y 20 segundos a una velocidad de 250 km/h y llegan a alcanzar una velocidad máxima de 431 km/h que se puede mantener durante 1,5 segundos. En 2003, durante una prueba de levitación magnética, Maglev estableció un record entre los trenes bala chinos al alcanzar una velocidad de 501 km/h. El recorrido de este tren se realiza entre las estaciones de metro y el aeropuerto internacional de Shanghai, aún no realiza trayectos de largo recorrido.

La isla de Minami-Jima, con una superficie de 0,34 km², se sitúa en el archipiélago de Ogasawara, en Japón. Se trata de una isla virgen, sin construcciones, en la que la mano del hombre no ha intervenido en ningún momento.

Minami-Jima, al igual que el resto del archipiélago, se encuentra en la lista de la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad por su belleza única y tranquilidad.

Cada día, son cientos los turistas que llegan en barco a esta pequeña isla para disfrutar de sus playas y de un rico fondo marino perfecto para el buceo. Fue en este lugar, en 2005, donde se descubrió por primera vez el calamar gigante.

En Oriente,en encuentra unos de los países mas Exóticos del Mundo, Japón, vamos a descubrir su capital, la impresionante Tokyo. La ciudad cuenta con algo más de 13 millones de habitantes, estamos ante unas de las ciudades más pobladas del mundo. La ciudad está compuesta por 23 barrios contando con una serie de islas situadas a pocos kilómetros de su costa.

Templo de Sensoji Templo de Sensoji

En el corazón de la ciudad se encuentra el Palacio Imperial donde actualmente reside la familia imperial japonesa. Solo es visitable los días del cumpleaños del emperador y de año nuevo. Todo el reciento se encuentra fortificado por imponentes murallas que recuerdan a tiempos pasados pues antiguamente en este lugar se erigía el Castillo de Edo. Al palacio se accede por 3 puentes que llevan a los jardines interiores, poblados por numerosos pinos. En el barrio de Asakusa otro de los grandes atractivos de la ciudad el templo de Sensoji, con 1400 años de historia, anualmente lo visitan 20 millones de personas. Cuenta la leyenda que la estatua que lo preside (diosa Kannon), fue encontrada en el río por dos pescadores, y llevada a una casa. Con el tiempo decidieron devolverla al río, pero esta siempre volvía de vuelta a la cabaña. Visto esto decidieron construir un templo en su honor en el lugar de la cabaña.Continue reading