A pocos kilómetros de la ciudad de Luxor, nos encontramos con un pueblo egipcio llamado Karnak, conocido por el complejo de templos del mismo nombre que se sitúan en su territorio. Siglos atrás, Karnak fue considerado como el principal centro religioso del antiguo Egipto, y sus templos eran tan hermosos que el pueblo era conocido como Ipet sut (el lugar más venerado).

El complejo de templos fue contruído hace más de mil años. Durante la época, los faraones se sucedieron y cada uno de ellos trató de dejar su huella en la construcción de este grandioso complejo. Consta de 3 zonas principales, el santuario de Amón, con una superficie de 30 hectáreas, el santuario de Mut (la esposa de Amón) y el santuario de Montu, dios solar y de la guerra.

“El trozo de piedra más triste, conmovedor y contundente del mundo”, así definió Mark Twain una de las esculturas de piedra más antiguas de Suiza, el Monumento al león de Lucerna, también conocido como el León Moribundo de Lucerna.

Imagen: mbell1975 – Flickr

El increíble monumento se encuentra tallado en roca de arenisca, cerca del borde oriental de la ciudad medieval de Lucerna, a orillas de un lago.

La historia del monumento nos lleva a los acontecimiento de la Revolución Francesa, concretamente al 10 de agosto 1792, cuando una turba de furiosos plebeyos se reunieron en el Palacio de las Tullerías en París, exigiendo la ejecución del rey Luis XVI y su familia.

¿Sabes dónde se encuentra la estatua más grande de Jesucristo? Seguramente muchos estén pensando en Río de Janeiro. La figura del cristo Redentor se hizo muy famosa en todo el planeta, sumándose a la lista de maravillas del mundo, pero esta obra ocupa el tercer lugar con 39,6 metros. Un puesto por encima encontramos al Cristo de la Concordia, ubicado en Cochabamba, Bolivia, con una altura aproximada de 40,5 metros.

Y en primera posición, como el monumento de Jesucrito más grande del mundo, tenemos a la estatua de Cristo Rey, en Polonia, en una pequeña ciudad llamada Świebodzin.

La estatua de Buda más grande del mundo la podemos encontrar esculpida sobre la roca en el interior de la montaña Linyunshan, en la confluencia de tres pequeños ríos (Min Jiang, Dadu y Qingyi) en la provincia de Sichuan, cerca de la ciudad de Leshan, en China.

La mirada del Buda (Maitreya) se dirige a la montaña sagrada del Monte Emei. La cabeza, se encuentra a rás del monte y por sus piés corren las aguas de los ríos.

La construcción de la estatua gigante se inició durante la dinastía Tang en el año 713 y no se finalizó hasta pasados 90 años. La construcción fue iniciada por un monje llamado HaiTong, con el objetivo de que calmara las aguas de los ríos que tantos barcos habían destrozado y ahuyentara los malos espíritus.

En los interiores del Mausoleo de Qin Shi Huang, tambien conocido como Mausoleo del Primer Emperador Qin, podemos encontrar este maravilloso “paisaje” compuesto por más de 7.000 figuras a tamaño real de caballos y guerreros de terracota que fueron enterradas por el primer emperador de China, Shi Huang, en 210-209 a. C. Fueron descubiertas en el año 1974 mientras se construía un pozo en Xi’an, provincia de Shaanxi, China. La UNESCO nombró a Guerreros de Terracota, Patromonio de la Humanidad en el año 1987.