Las playas de la isla de Palawan en el archipiélago de las Filipinas son una autentica maravilla natural, el color del agua que va desde el verde aguamarina hasta el hermoso turquesa rodeado de barreras de piedra caliza y la densa jungla asiática al fondo, le dan a Palawan el honor de ser uno de los lugares imperdibles para visitar en Filipinas. Además el periódico inglés The Guardian le ha reservado el cuarto lugar en el Top 10 de las mejores playas del mundo.

Palawan es la provincia más grande de Filipinas y uno de los lugares del mundo más recomendados para realizar ecoturismo. Debido a la poca explotación de la isla, gran parte de su naturaleza se encuentra intacta y gracias a proyectos de cooperación se ha logrado promocionar sus playas como una autentica delicia para los sentidos, algunas playas de Palawan han sido denominadas secretas aunque poco a poco las extraordinarias fotografías que se conocen hacen que aumente su fama y reconocimiento.

Las islas de Zanzíbar se encuentra en la costa de Tanzania, son llamadas “las islas de las especias” debido al importante comercio de especias que existían en este lugar y que la convirtió durante mucho tiempo en el sitio de encuentro de árabes, portugueses, ingleses y africanos, una autentica amalgama de culturas que le da un encanto especial a las islas. Sin embargo la principal atracción de Zanzíbar son sus playas de arena blanca y fina, ideales para disfrutar las vacaciones y olvidarse de los problemas y el trabajo.

El Gran Cañón del Colorado es, sin duda, uno de los paisajes más famosos del mundo. Hace parte del imaginario del salvaje oeste y del inhóspito desierto americano. Además es un lugar imperdible en caso de una visita a los Estados Unidos.

La mayoría de las excursiones que llevan al Gran Cañón parten desde la ciudad de las Vegas, existen tres sitios bases desde los que se puede ver el Cañón, los bordes: norte, sur y oeste. El borde norte es el más alejado de los tres y si bien cuenta con menos puntos panorámicos que los otros dos, tiene la ventaja de ser el menos masificado, por lo que tendrá todo el paisaje del Gran Cañón casi en exclusiva para usted. Es el sitio preferido por los amantes de la aventura y la convivencia con la naturaleza.

Los acantilados de Moher se encuentran en el condado de Clare, en la República de Irlanda. Se elevan a 120 metros sobre el océano Atlántico y tienen una extensión de 8 kilómetros. En gaélico se llama Aillite an Mhothair, que significa “Acantilados de la ruina“.

En 1835 Sir Cornellius 0’Brein construyó lo que a día de hoy es denominado “La Torre de O’Brien“. Es una torre circular de piedra que se construyó con un propósito claro, el hacer de mirador para los turistas que acudían ya por entonces. A día de hoy se sigue utilizando, pues está situado estratégicamente en la mitad de los acantilados, y desde la torre se pueden ver tanto la Bahía de Galway como las Islas Aran o las montañas Maumturk a los lejos.

Santorini es uno de los destinos más visitados en el mediterráneo, y es que este pequeño pueblo con sus casas pintadas de blanco y techos azules es uno de los lugares más pintorescos de la costa griega.

Para el que llega a Santorini por vía marítima lo sorprenderá ese destello de luces colgadas de la  montaña, sus casas blancas que reflejan el fuerte sol griego son todo unos espectáculo para los sentidos, al llegar a la costa la forma más fácil de subir al pueblo es en funicular, la otra alternativa es hacerlo en burro, la manera tradicional en que lo han hecho los habitantes de la isla desde hace siglos.