6 Maneras de hacer amigos en tu viaje a México

Existen algunos pequeños detalles que las guías de turismo normalmente no tienen en cuenta pero que podrían tener un efecto memorable en tu experiencia de viaje. Conocer gente nueva con quien pasarla bien; conocer nuevos amigos siempre será una magnífica experiencia que puede añadirle mayor aventura a tu viaje.

1. Ser agradecido te abre muchas puertas.

Tu expresión de agradecimiento tiene que sentirse honesta; esta parte por lo general no suele ser difícil, incluso un comentario agradable acerca del estado del tiempo puede ser el magnífico inicio de una buena amistad.

La primera vez que me di cuenta del gran poder que tiene la positiva valoración del trabajo de los demás fue en durante mi reciente viaje a México. En mi segundo día de visita cuando me acerqué al mostrador ubicado en la entrada de El Tajín, fabulosas ruinas en el estado de Veracruz, me topé con dos empleados del recinto. Uno de ellos me reconoció del día anterior y al saludarme le respondí con algo parecido a “nunca había visto gente del museo más interesada en realizar bien su trabajo”, esa expresión bastó para que me hablaran de una forma un tanto más personal acerca de su labor. En realidad gané bastante entablando amistad con ellos, ya que entre otras cosas me contaron con más detalles la historia de aquellas personas que crearon tan magníficas ruinas. Sin duda que esta vez mi viaje cobró un sentido mucho más profundo.

Luego de este descubrimiento decidí que tenía que expresar mi agradecimiento cada vez que se me presentase la ocasión. En realidad esta nueva forma de encontrar cosas que apreciar se convirtió en un excelente hábito de vida porque me permite sobreponerme cada vez que me siento con el ánimo un poco decaído. Continuando con mi relato; al día siguiente por la mañana me detuve en una panadería de Xalapa porque quería darme el placer de probar unos bocadillos que anteriormente había visto. El encargado del lugar era un anciano de ojos brillantes, lo que le daba un aire interesante. Simplemente le dije “me gusta mucho su ciudad”, él sonrió y en un tono de broma me contó que él había fundado Xalapa, luego tuvimos una breve pero muy agradable conversación.

2. Pregunta, muéstrate interesado.

A la gente en general les encanta cuando uno se muestra realmente interesado en algo acerca de lo que ellos le pueden decir. Cuando me trasladé a Bernal, con el deseo de conocer un poco más acerca de las energías del lugar, no me conformaba con el conciso comentario que encontré en una guía, realmente me interesaba saber más acerca de los habitantes del lugar.

Caminando por una de las calles principales encontré una tienda en la que me pareció podría encontrar las respuestas que estaba buscando, no me equivoqué pues pude entablar amistad con Ana y Juvenal, dos magníficas personas que eran los dueños del lugar. Me despedí de ellos y seguí con mi aventura por la ciudad, mi viaje ya se había convertido en una aventura de conseguir amigos en cada lugar.

Nada como el preguntar para iniciar una entretenida conversación, ya se hacía un poco tarde cuando me dispuse a buscar un alojamiento para esto me senté a tomar un refresco en una zona algo concurrida mientras preguntaba a la gente acerca de los mejores hospedajes y ellos fueron muy amables al sugerir los lugares que según su parecer eran los mejores. Finalmente me decidí por un lugar encantador muy cerca al centro de la ciudad, el cual fue mencionado la mayoría de veces por quienes ahora me saludaban con una amable sonrisa al verme pasar.

Cuando estuve en Ciudad Victoria, conocí a un amigo llamado Ernesto con el cual recorrimos toda la ciudad en busca de una dirección, la búsqueda nos tomó algunas horas y finalmente nos sentamos a ver el atardecer mientras me contaba algunas historias entretenidas del lugar, sentí que no había perdido el tiempo. Estos dos métodos, expresar agradecimiento y hacer preguntas, son probablemente los principales para lograr conocer buenos amigos en su viaje por México o cualquier otro lugar.

3. La sonrisa es sinónimo de amistad.

Los mexicanos son ese tipo de personas que no tienen miedo a establecer contacto visual con los extraños, algunas veces, basta una sonrisa con alguien que pasa para que sea un encuentro muy satisfactorio.

Recuerdo que intercambié sonrisas con una mujer en una tienda de comestibles luego de quitar un gran oso de peluche que un niño había colocado en mi carro, el pequeño seguía mirándome y sonriendo. Pero el sentimiento más profundo de conexión que pude compartir fue cuando una mujer en El Chorrito, ella llevaba a un anciano en una silla de ruedas, al verla le sonreí y terminamos paseando los tres mientras me contaban historias de este centro de peregrinación.

4.- Ayudar siempre crea un lazo.

Hace un tiempo llegó a mis manos un libro bastante particular, se llamaba la Guía Popular de México, el autor de este libro recomendaba que participemos en las actividades rutinarias de la ciudad o lugar que visitemos. Por ejemplo, ofrecernos para ayudar en la labor de una granja, de esta manera estaríamos aprendiendo nuevas habilidades y consiguiendo nuevos amigos.

Pero como no soy muy bueno para el trabajo rudo, mi experiencia fue algo más modesta o arriesgado. Cuando nos detuvimos para llenar el gas un día, nos encontramos con los chicos que limpiaban nuestros parabrisas a cambio de una pequeña propina. Uno de ellos me preguntó cómo contar en inglés. Él ya sabía un poco, así que nos fuimos a través de los números del uno al veinte, mientras que llenaba el tanque, lo que él chico no sabía es que a partir del 20 me perdía. Cuando llegó la hora de irnos, su amigo le preguntó cómo decir adiós en inglés a lo que le respondí y nos alejamos dejando un coro alegre. Me gustó especialmente este encuentro porque los niños parecían tipos duros.

5. Aprovechas las compras para hacer nuevos amigos.

Esta acción nos permite realizar una apertura natural para hacer una pregunta o expresar agradecimiento. Mientras compraba un kilo de cacahuetes de un vendedor del mercado, le pregunté cómo estaban las cosas en México en ese momento. Él tenía fuertes opiniones sobre el tema, y fue interesante escuchar sus puntos de vista sobre cómo los políticos están robando a la gente.

6. Conoce la lengua y costumbres de tus nuevos amigos.

Si bien esto podría no aplicarse a México ya que hablamos el mismo idioma que el común de los mexicanos, pero he decidido colocarlo porque no sabemos cuándo llegaremos a un lugar en el que el español no sea precisamente el idioma más popular.

El que sabe más de un idioma, tiene más oportunidades de poder conversar, eso resulta obvio. Pero creo que la gente a menudo no se da cuenta que cuando usted no sabe nada de un lenguaje para empezar, cada palabra que se aprende puede hacer una gran diferencia. Si conoces los números, los saludos, y algunas preguntas básicas, siempre estarás en mejores condiciones que si no lo haces. Además, tal como sucedió con los chicos de la estación de gas que me confundieron con un turista de habla inglesa, siempre es divertido intercambiar palabras con personas que hablan un idioma distinto a nosotros.


Estas son las 6 formas para hacer amigos durante un viaje a México o cualquier otro destino, le puse México porque fue allá donde me di cuenta de lo fácil que podía resultar conocer nuevas personas y entablar una amistad aunque sea bastante pasajera.