Si queremos realizar un viaje romántico junto a nuestro ser querido, pero no queremos viajar a los ya conocidos y típicos lugares, sino encontrar un lugar diferente y especial, es posible que nos pueda interesar dirigirnos a Sighisoara, ciudad que se encuentra en Transilvania y visitar las calles que gobernó un terrible tirano que inspiró a Bram Stoker para escribir por primera vez la conocida e inmortal Drácula. Su nombre es Vlad Tepes, y ha resucitado para vernos pasar miedo.

En nuestro viaje podremos disfrutar de la gran cantidad de rutas turísticas organizadas que hay en la ciudad, gracias a las cuales visitaremos algunos sitios tan pintorescos y macabros como un antiguo calabozo, un museo de torturas e, incluso, la misma casa de Vlad Tepes, que en la actualidad y debido al turismo de la zona, ha acabado convirtiéndose en un restaurante.

Recorrer la zona de los fiordos en Noruega es una de las actividades más recomendables para hacer en este país. El paisaje de montañas, inmensos lagos y densos bosques sin duda es uno de los más hermosos del mundo, no en vano, la UNESCO ha declarado los fiordos noruegos como Patrimonio de la Humanidad.

Los fiordos son el resultado de del deshielo de los glaciares ubicados en el oeste de Noruega. Estos forman valles donde nacen lagos al lado de impresionantes acantilados, todos estos elementos se unen para hacer del paisaje un verdadero paraíso natural, donde disfrutar de la tranquilidad y la reflexión. El lugar más indicado para empezar una expedición por los fiordos noruegos es la hermosa ciudad de Bergen, la segunda ciudad más importante de Noruega. Desde aquí es posible tomar cruceros que en unos días hacen un recorrido por los fiordos, sin embargo esta no es la única manera, también se puede tomar un tren o disfrutar de cualquiera de las rutas de senderismo.

El puente de Rialto es uno de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal en Venecia, Italia. Es el más antiguo de los cuatro (construído en el año 1591) y uno de los símbolos de la ciudad. Tiene una longitud de 28,80 m y una anchura de 22,90 m. Su galibo de navegación es de 7,32 m.

Sobre la costa sur de la península del conocido Monte Athos, en Grecia, se encuentra una impresionante maravilla arquitectónica, en completa armonía con las montañas. Estamos hablando de un colosal monasterio antiguo que se encuentra colgando literalmente de un acantilado, en una vista que genera vértigo y admiración por la obra y el paisaje que le rodea.

El Monasterio de Simonos Petra se encuentra colgando en este acantilado llegando a encontrarse sobre unos 330 metros por encima del nivel del mar, esto se logro ya que se lo edifico adaptándolo al terreno escarpado del lugar, y la verdad es que se ve muy bien allí, a tono con el paisaje, y en completa armonía.

Si hace unos días veíamos las fotos de una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno (Petra en Jordania), hoy vemos las imágenes de otro increíble lugar que forma tambien parte de la lista. Se trata del coliseo romano en Italia. En sus tiempos llegó a albergar hasta 50.000 personas que acudían a ver espectáculos públicos y luchas de gladiadores.