La mitad de las playas de Gran Bretaña han sido reconocidos inseguras para nadar debido a la mala calidad de sus aguas. De acuerdo con la agencia de medio ambiente de Gran Bretaña, la situación no hará sino empeorar.

>

A finales del verano de 2012, la organización Marine Conservation Society puso a prueba a 754 playas por las presencia de impurezas en el agua. Como resultado, la cantidad de playas que recibieron el galardón de “recomedadas” para su uso es ahora sólo de 403, 113 menos que hace un año. En la lista se incluyen las playas que pueden ser peligrosas para nadar por las aguas residuales y los agentes patógenos de diferentes infecciones bacterianas, según News eTurbo.