En la entrada de hoy hablaremos sobre el Parque Nacional Yellowstone, ubicado en los Estados Unidos, más concretamente ocupando territorios de Idaho, Wyoming y Montana.

El activo principal del parque es su gran número de géiseres, así como numerosos paisajes pintorescos.

Imagen: tomstexasblues – Flickr

El Parque Nacional de Yellowstone fue fundado en 1872 y es el parque nacional más antiguo del mundo. En el vasto territorio del parque podremos encontrar lagos, cuevas, cañones y, por supuesto, géiseres.

Imagen: newcombe – Flickr

El lago más grande del parque lleva el nombre del mismo, Yellowstone y se sitúa en el corazón de “la caldera de Yellowstone”, el volcán más grande del continente (recreado en la película “2012”). Este volcán entró en erupción tan solo dos veces en los últimos dos millones de años, pero aún así, se considera activo y los rastros de su actividad siguen siendo visibles a simple vista.

Existen ocasiones en las que el hombre, por simple accidente y en complot con la naturaleza, crea paisajes realmente impresionantes y dignos de un historia fantástica. Tal es el caso del Géiser Fly, el cual se encuentra ubicado al norte de Nevada (Rancho Fly), en los EEUU, y que se originó de una extraña forma.

Durante el año 1961 en una zona desértica un grupo de hombres debió comenzar una excavación para encontrar agua de una vez, y así salvar sus cultivos y animales. Lo que hallaron fue una gran cantidad de agua, pero se trataba de una fuente termal que alcanza los 200ºC, por lo que decidieron tapar su excavación y continuar buscando.