En la frontera natural entre China y Viernam podemos encontrar una de las cataratas más bellísimas del mundo, contando incluso con unas dimensiones sumamente importantes, y es que es la segunda catarata más grande de todo el continente asiático.

Hablamos claro de la catarata Detian, la cual es, en realidad, un conjunto de cataratas, aunque se la conoce justamente por el nombre de su catarata principal, aunque también podemos ver otras cataratas impactantes dentro del conjunto, como lo es la cascada Gioc ubicada ya sobre suelo Vietnamita.

Si buscas realizar un viaje realmente especial y diferente, no puedes dejar de contemplar la posibilidad de realizar una completa visita a la Gran Muralla China, una imponente arquitectura que no requiere presentación, y es que incluso a día de hoy se sitúa como uno de los atractivos turísticos más increíbles del mundo.

Durante el año 1978, esta colosal muralla fue declara por la UNESCO como un Patrimonio Mundial y es que no solo ha marcado una época en la historia, sino que además ha originado mitos que señalaban que esta imponente arquitectura era visible aún desde el espacio.

Existen muchos sitios naturales fantásticos por sus características, entre ellos podemos mencionar los que están compuestos por formaciones de roca Karst las cuales suelen contar con un aspecto de lo más interesante.

Esto se debe a que las rocas Karst son erosionadas de tal forma que pareciese que el tiempo esculpió una obra de arte sobre ellas, por lo que podremos encontrar varios lugares por el mundo que suelen ser visitados por los turistas debido a las vistosos y particulares paisajes que generan.

En China existen paisajes que sin lugar a dudas se encuentran entre los mejores sitios en el mundo, y muchos de ellos superan a la propia imaginación, tal es el caso del popular y conocido Valle de Jiuzhaigou, o también Valle de los nueve pueblos, allí podemos ver toda clase de paisajes, cascadas, bosques, lagunas, entre otros. Tanto es así que la UNESCO lo reconoció como Patrimonio de la Humanidad, siendo poco accesible hoy en día.

El Valle de Jiuzhaigou se encuentra situado en la región norte de Sichuan en China, tratándose de una reserva natural, un valle que se encuentra protegido, y que cuenta con una cantidad importante de lagos con aguas de diferentes tonalidades, las cuales varían del celeste, al turquesa, e incluso el verde.

Existen sitios religiosos que se encuentran construidos sobre lugares increíbles, y no solo eso, sino que además, el paso del tiempo y la presencia de estos templos pueden ir alterando el paisaje y dotándolo de aires mágicos y misteriosos.

Tal es el caso del Monte Tai, ubicado en la región de Tai an Shandong, particularmente se trata de una de las cinco montañas sagradas para el taoísmo de China. En esta montaña se encuentran ubicados muchos templos sagrados para la población China, y que conservan tradiciones de más de 2.000 años.